¡Feliz Navidad!

El título lo dice todo, por supuesto, pero con esta carta quiero hablar acerca de todo lo que ha ocurrido este año con respecto a mis alrededores.

No puedo decir que haya sido un año malo, ni tampoco un año bueno. No sabría definirlo, ya que ha sido verdaderamente extraño, lleno de alegrías y disgustos, como si de una montaña rusa se tratase. Aún siendo algo personal, me emociona poder compartir estas palabras con vosotros, porque todo está unido. Todo está conectado.

Como algunos de vosotros sabéis, pretendía abandonar el fandom de Tomb Raider la semana que viene, para darme un descanso personal que creía necesario. Apartarme de todo y dejar vía libre a aquellos que se han tomado tantas molestias en obstaculizar mi felicidad dentro de él durante estos doce largos meses. Estas personas, que aunque pocas, supieron apañárselas para arruinar mis ilusiones y, sobre todo, me dañaron a mí mismo, llegándome a provocar serios problemas de salud con los que he tenido que lidiar durante un buen periodo de tiempo.

Reconozco que quise apartarme, irme, abandonar. Dejarlo todo, dejar esto. Volver a ser un fan normal y corriente sin tener que cargar con una responsabilidad tan grande. Dejarme llevar por la magia que me conducía antes sin necesitar nada más, liberarme por completo. Todo esto estaba fijado para dentro de unos días, después de largos meses de dudas y preguntas, de decisión y llantos. Pensé que, por fin, lo tenía claro. Pensé que mis lágrimas en el concierto celebrado en Londres el pasado fin de semana se debían no solo a la emoción del momento, sino también a que algo me decía que abandonase y dejara de lado este mundo que tanto dolor me había causado en tan poco tiempo. Recapacité gracias a mis grandes amigos. Mis lágrimas no contenían dolor, sino fortaleza. A pesar de todo lo sufrido, estaba ahí, disfrutando de algo verdaderamente maravilloso.

Un amigo muy cercano me dijo algo, y aunque la mayoría apostillaba cosas similares, me quedo con su frase: “Si necesitas descansar, descansa, pero no renuncies a tu pasión porque haya una parte que muerda”. Gracias. Por estar ahí, siempre. También, por supuesto, a mi familia, que me apoya de manera incondicional.

Tenía preparada mi carta de despedida, una carta en la que expresaba mi dolor y decepción por parte de gente cercana. Querían (y quieren) quitarme de en medio para fortalecer su grupo, para recuperar el monopolio. Afortunadamente, me alegra poder decir que no publicaré esa carta. Al menos, no todavía.

Esta semana estuve revisando todo mi trabajo realizado durante estos tres largos años. Vi que había conseguido cosas que creía imposibles, cosas que nadie había conseguido en más de quince años. Me sentí verdaderamente orgulloso pero, sobre todo, feliz. Por supuesto, estoy muy orgulloso también de todos los buenos amigos que he conocido también, y no cambiaría eso por nada. En cuanto a mis compañeros, siempre estaré encantado de trabajar con algunos de vosotros.

He conocido a personas maravillosas este año, he viajado a sitios fascinantes para vivir decenas de aventuras que nunca imaginé que viviría y he disfrutado muchísimo con todo ello.

No me preocupa que algunos no me saludéis, o que me omitáis. No conocéis el respeto, pero me alegro de que yo sí lo conozca. Pensaros bien las cosas, sé quiénes estáis interesados en qué, y quiénes os dejáis llevar por el trato de vuestros allegados. Me da igual sentirme “odiado” por algunas personas, que ni siquiera llegan a diez. En verdad, me duele, y en ocasiones me afecta. Luego recuerdo cómo sois y se me pasa.

A todos aquellos que han escuchado cosas sobre mí en los últimos meses, y a todos que ahora me miráis de otra forma cuando me mirabais bien al conocerme: Por favor, no creáis todo lo que os digan. Cualquier cosa, siempre podéis hablar conmigo. Estaré encantado de charlar con vosotros.

Me quedo, pero con una condición: No pienso callarme nada. Siempre con respeto, tolerancia, y educación. Eso no puede olvidarse jamás.

A vuestro servicio, comunidad española de Tomb Raider, y a todas las demás que requieran mis servicios. Siempre es un placer representaros, junto a mis compañeros. Os quiero mucho. Gracias por acogerme tan bien, siempre por vosotros.

15697749_1337384306334005_3831642814823863650_n

¡Feliz Navidad, y próspero Año Nuevo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s