Shadow of the Tomb Raider le devolverá a Lara Croft la capacidad de nadar y bucear libremente por el agua

El fin de la historia de los orígenes de Lara traerá consigo una de las habilidades más demandadas por los fans desde el reinicio de 2013.

Lara Croft siempre ha sido una gran nadadora, y muchos escenarios que hemos podido ver desde el primer Tomb Raider hasta Tomb Raider: Underworld estaban ubicados en zonas acuáticas, donde la aventurera tenía que nadar de un punto a otro, bucear o encontrar lugares secretos inaccesibles desde la superficie.

Sin embargo, en Tomb Raider (2013), Lara Croft perdió esta capacidad, ya que apenas podía nadar unos metros en la isla antes de ser absorbida por el mar y golpeada brutalmente contra una roca. Igualmente ocurrió en Rise of the Tomb Raider, que aunque tenía más zonas acuáticas, solo se podía nadar y bucear al ras de la superficie, no a nuestro antojo.

Pero eso cambia en Shadow of the Tomb Raider, y Daniel Drapeau, director del gameplay, nos habla del regreso de tan deseada capacidad en treinta segundos de vídeo.

“En Shadow of the Tomb Raider, Lara toma ventaja de su entorno. Esto se puede ver, por ejemplo, en la natación, donde ahora puede moverse libremente en todo tipo de agua y explorar nuevas zonas y entornos. Desde pequeñas cavernas a enormes y desafiantes tumbas donde encontrará recompensas sustanciales”.

“Esta libertad de movimiento y navegación también se verá en otros lugares, tales como la jungla, donde podrá saltar de árbol en árbol”, afirma Daniel, haciendo énfasis en que la jungla otorgará grandes posibilidades tanto a Lara como al jugador.

Shadow of the Tomb Raider estará disponible el 14 de septiembre de 2018 en PlayStation 4, Xbox One y PC.